El tráfico caótico de El Cairo – Faraones.net

El tráfico caótico de El Cairo – Faraones.net

Visitantes a Egipto me han dicho que han visto un tráfico igualmente caótico en lugares como la India y China, pero aún no he sido testigo de un nivel equivalente de locura vehicular en ningún otro lugar del mundo. La mayoría, sin embargo, son como yo al jurar que el tráfico de El Cairo es el peor que han visto. Pero lo que es tan divertido y extraño de todo esto, sin embargo, es que todavía hay una especie de armonía rítmica en la locura de las calles de Egipto. Mientras que puede haber algunas marcas en algunas carreteras y leyes de tráfico en teoría, en realidad no hay carriles, ni leyes, ni orden en la mayoría de las calles de El Cairo, sin embargo, todo sigue fluyendo y funcionando de alguna manera.

Rara vez conduzco cuando estoy en casa en los Estados Unidos, y cuando lo hago no es raro estar atrapado en el tráfico gruñido durante una hora o más en algunos lugares debido a los accidentes de tráfico. Y esto en un lugar que está en el extremo mucho más desarrollado del espectro de la ley y el orden. Sin embargo, en Egipto, donde el tráfico es una locura, rara vez veo un accidente. De hecho, en 10 años sólo he visto un accidente importante en una carretera rural y nunca un accidente importante en las zonas urbanas congestionadas. Incluso los choques de parachoques sólo ocurren en raras ocasiones, según mi experiencia. De alguna manera, el no sistema sólo… sólo funciona.

Porque los coches pasan a tu lado, girando y tocando la bocina mientras caminas por la calle en El Cairo, los turistas a menudo se asustan mucho cuando finalmente llegan al punto en que se dan cuenta de que tienen que cruzar la calle. Los egipcios cruzan la calle a voluntad, cuando y donde quieran. ¿Pista principal? Lo que sea. ¿Los coches no se detienen? No se preocupe. Sólo tienes que salir a la calle y te rodearán mientras pasan volando. Así es como funciona el ritual de cruzar la calle en El Cairo. Es difícil para los turistas evitar cruzar una calle, y es raro que se produzca un corte en el tráfico. Pero si observas a los egipcios hacerlo, verás un método factible en la locura. Salga de un pseudo-camino y deje pasar un coche delante de usted. Cruza el siguiente «carril» mientras otro coche pasa detrás de ti y otro delante de ti. Te ven y te evitan mientras te quedes quieto. Entonces puedes cruzar el siguiente trozo de carretera y esperar a que el coche que se aproxima o los dos de delante pasen antes de completar la última parte del cruce al otro lado de la carretera.

Pararse al lado o seguir el patrón de cruce de un local es una buena manera de empezar, pero pronto le cogerás el tranquillo y te convertirás en parte del sistema de conducción salvaje y peatones libres. Sólo tienes que dejarte llevar y aceptar el tráfico y los patrones [no] de tráfico cuando estás en El Cairo, y tal vez incluso tratar de obtener algo de entretenimiento de ello. Todo es sólo una parte de la diversión.

ALEXANDRIA | Antiguo Egipto | Historia del Antiguo Egipto | dioses | faraones | viajes

ALEXANDRIA | Antiguo Egipto | Historia del Antiguo Egipto | dioses | faraones | viajes
alejandría, antiguo egipto
Antiguo EgiptoNoticiasFotosHistoria resumidaDiosHistoria de los diosesTodos los diosesAmonAtonAtoumAnubisApisApophis / ApophysBastetBèsChouGebHorusHathorIsisKhépriKhnoumMaâtMoutNoutNephtysOsirisRâ / ReSekhmetSobekSethTefnoutThotPharaonsPharaonTodos los faraonesMenesKheopsMykérinosThoutmosis IHatshepsutThutmosis IIThoutmosis IIIThutmosis IVSesostrisSesostris IIIAmenophis IIAmenophis IIIAkhenatonNefertitiHoremhebSethiRamses I(Moses)Ramses IINefertariMerenptahRamses IIIRamses VICleopatraArchitectureWhat are the pyramids used forTheory of pyramid constructionSphinx de GizaVida cotidianaJusticiaMujeresJusticiaNaturalezaSabiduríaMuerteMomificaciónSexo y bebidaPapiroMedicinaAlimentosAgriculturaMatemáticasEscriturasNombresPolicíaDeporteOftalmologíaLos hititasCiudadesAbou SimbelAbydosAlexandriaEdfouxorMemphisOmbos ThebesEscrituraHierogifosDiccionarioTu nombre en jeroglíficosEgipto modernoNapoleónHoward CarterConviértete en un egiptólogoLiteraturaCristiano JacqElizabeth PetersEl sitioContáctenosAviso legalProponga un artículoNuestros sociosConviértete en un socioEgipto antiguoAlemania es una ciudad de Egipto fundada por Alejandro Magno en – 331. En la Antigüedad se convirtió en el primer puerto de Egipto y en la capital del país. La ciudad de Alexandria está situada al oeste del delta, entre el lago Mareotis y la isla de Pharos. Está conectada a esta isla por la Heptastade, que es una especie de dique también utilizado como acueducto y que permitió no sólo la extensión de la ciudad sino también la creación de dos puertos marítimos.

Origen

La ciudad fue fundada en el año 331 a.C. por Alejandro Magno. No fue el único «fuerte» de Alejandría construido por los macedonios: de hecho, había 32, conocido como Alexandrea ad Aegyptum y hoy se ha convertido en Iskanderia. Antes, otra ciudad del delta había sido ocupada por los griegos pero les fue dada por Amasis: Naucratis. Se encuentra a unos 70 km tierra adentro y ha tenido poca importancia fuera de su papel comercial. Alejandro Magno quería construir Alexandria en la costa, a pesar de la mala calidad de la tierra en esta zona y la costa particularmente peligrosa en este punto del delta.la ciudad moderna se construyó sobre las ruinas de la ciudad antigua lo que dificultó las excavaciones.Plutarco en su Vida de Alejandro cuenta cómo una noche, mientras Alejandro Magno planeaba construir su ciudad, soñó con Homero que le habló de la isla de Faros. Cuando se despierte, habrá ido a ver esta isla y comenzará a dibujar los contornos de la ciudad en la costa que está frente a él, y hay varias hipótesis al respecto. La ciudad de Alexandria habría sido construida sobre la antigua ciudad de Rakhotis pero hay pocos documentos sobre ella. Hay tres hipótesis sobre Rakhotis: para algunos, Rakhotis era un simple pueblo de pescadores. Para otros, el término rakhotis podría ser traducido como «el edificio» que se referiría a los primeros edificios dignos de ese nombre construidos por los griegos cerca o en lugar de este mismo pueblo de pescadores o de una caseta de vigilancia. Otros incluso piensan que rakhotis significaría «el sitio de la construcción» y no sería una ciudad sino el nombre dado por los egipcios a la ciudad de Alexandria en el momento de su construcción. De hecho, una gran parte de Alexandria fue construida de un solo bloque y debe haber parecido un sitio de construcción durante mucho tiempo. Lo que se conoce de esta zona antes Alejandría es citado por algunos autores griegos y romanos que mencionan las poblaciones establecidas en los pantanos que rodean la zona. Heliodoro nos dice que los egipcios la llamaban «la tierra de los pastores». La región tenía una mala reputación: «Aquí es donde todos los ladrones de Egipto tienen sus ciudades. El área también aparece en muchas leyendas griegas.

El puerto

Las dimensiones de la ciudad son mucho más grandes que las de la mayoría de las otras ciudades de la antigüedad. Según algunos autores, la muralla que rodeaba la ciudad tenía unos 15 kilómetros de largo. Este recinto ha sido modificado desde su construcción, lo que plantea un problema para las reconstrucciones. De hecho, las murallas originales fueron ampliadas en la época romana y otra muralla habría sido construida en el siglo XI por el Sultán Ahmed Ibn Tulun. La Heptastade (en griego: siete estadios, largos) que conecta la costa con Faro fue construida por Deinocrates, el mismo que hizo el plano de la ciudad. Gracias a la Heptastade, la costa se arregló de tal manera que tiene dos puertos, uno en el este y otro en el oeste. La costa de Alexandria es una zona peligrosa y los barcos han sufrido mucho. El puerto occidental (Puerto de Eunostos) es amplio pero está rodeado por una barrera de arrecifes mencionada por Estrabón y que sigue el eje de la isla de Pharos. Encierra otro puerto artificial, el Kibôtos (griego: caja, forma rectangular) El puerto oriental (Gran Puerto) está protegido por una casi isla y por la punta de la isla de Pharos donde solía estar el Faro, pero su acercamiento es peligroso porque su entrada es muy estrecha. Además, está sujeto a los vientos del noreste y el mar está completamente abierto hasta la entrada del puerto. Muchos barcos griegos y romanos (del siglo IV a.C. al VII d.C.) han sido descubiertos varados en el puerto.

Monumentos

El famoso Faro de Alejandría en la isla de Pharos, fue contado entre las siete maravillas del mundo antiguo. Con varios pisos de diferentes formas, el monumento está sumergido en el mar cerca de su ubicación original. Biblioteca de AlejandríaLa no menos famosa biblioteca de Alejandría que fue construida en el período Ptolemaico y fue reconocida por la riqueza y el gran número de obras que contenía (estimadas en 700.000 volúmenes). Las causas de su destrucción aún no están claras y son objeto de mucho debate. Como parte de un proyecto conjunto de la UNESCO y Egipto, la Biblioteca del Mundo Mediterráneo se construyó sobre las ruinas del antiguo edificio ptolemaico. Debería ser capaz de contener unos 5.000.000 de volúmenes.

Consejos de lectura

Historia

Socios

Contacto

Gente hitita Antiguo Egipto

Gente hitita Antiguo Egipto
Hititas, Antiguo Egipto
Antiguo EgiptoNoticiasFotosHistoria resumidaDiosHistoria de los diosesTodos los diosesAmonAtonAtoumAnubisApisApophis / ApophysBastetBèsChouGebHorusHathorIsisKhépriKhnoumMaâtMoutNoutNephtysOsirisRâ / ReSekhmetSobekSethTefnoutThotPharaonsPharaonTodos los faraonesMenesKheopsMykérinosThoutmosis IHatshepsutThutmosis IIThoutmosis IIIThutmosis IVSesostrisSesostris IIIAmenophis IIAmenophis IIIAkhenatonNefertitiHoremhebSethiRamses I(Moses)Ramses IINefertariMerenptahRamses IIIRamses VICleopatraArchitecture¿Para qué se utilizan las pirámides? PirámidesGiza EsfingeVida cotidianaJusticiaMujeresJusticiaMujeresNiñoDataciónSabiduríaMuerteMomificaciónSexo y bebidaPapiroMedicinaAlimentosAgriculturaMatemáticasAbuelotasNómadasPolicíaDeporteOftalmologíaLos hititasCiudadesAbou SimbelAbydosAlexandriaEdfouxorMemphisOmbos TebasEscrituraHierogáficosDiccionarioSu nombre en jeroglíficosEgipto modernoNapoleónHoward CarterVolverse egiptólogoLiteraturaCristiano JacqElizabeth PetersEl sitioContáctenosAviso legalProponga un artículoNuestros sociosVolverse sociosEgipto Antiguo

Origen

Según el Antiguo Testamento, que los llama indistintamente «hititas», «heteos» o «hititas», es decir, los hijos de Het, los hititas habrían habitado las alturas de Canaán en la época de Abraham y en la época de la conquista israelita. Tomada en su sentido más amplio, la palabra hitita abarca tres pueblos que hablan lenguas indoeuropeas estrechamente relacionadas entre sí, que la literatura hitita del período clásico llama luwite, palaite y nesite. Los Luwites probablemente llegaron a Anatolia alrededor del 2300 desde el Oeste; los otros dos pueblos llegaron dos o tres siglos después, probablemente desde el Este a través del Cáucaso. Los palacios, de los que no sabemos casi nada, se establecieron en Anatolia oriental, en la región de Sivas, mientras que los nesitas se establecieron en Capadocia. Se cree que Nesha es el nombre que le dieron a Kanesh.

Reyes de Hatti

Los mesopotámicos llamaron Hatti a los territorios situados en el bucle de Kizilirmark en Anatolia central. Esta región vio el desarrollo de una civilización desconocida que desapareció con la llegada de los Hittites alrededor del 1800 AC. Los habitantes de Hatti hablaban un idioma no indoeuropeo. De esta civilización, los arqueólogos han encontrado algunas obras de arte de las tumbas de Alaca Huyuk, en el corazón de Anatolia. Estos son objetos de bronce, oro, plata y electrones que representan ciervos y toros, simbolizando respectivamente a la diosa Vourusemou y al dios del trueno. También se han encontrado muchos emblemas en forma de disco solar. Más tarde, cuando conquistaron a Hatti, los gobernantes hititas tomaron el título de Rey de Hatti y es bajo este nombre que los mesopotámicos designarían a este reino y a sus habitantes. Parece que la llegada de los Hittites fue por infiltración gradual, más que por invasión. Fue en Kültepe donde se descubrieron los primeros rastros de la presencia hitita.

Los hititas en la Historia

La posición central del territorio hitita lo expuso permanentemente a los objetivos de vecinos turbulentos: los Arzawa en el Oeste, las tribus Gasgas en el Norte, los Azzi-Hayasa en el Este, los reinos de los Mitanni y las colonias egipcias en el Sur. A los ojos de la Historia, los Hittites seguirán siendo una de las mayores potencias del II milenio, en el Cercano Oriente, junto con los asirios y los egipcios. Alrededor del 1200 A.C., la civilización hitita desaparece repentinamente por razones no especificadas. Los

Hittites

Los Hittites eran un pueblo que habitaba en Asia Menor durante la antigüedad, unido a los indoeuropeos. Invadieron Asia Central Menor alrededor del 2500 AC. La historia de este pueblo puede dividirse en varias fases:

Historia

Génesis del pueblo hitita y la migración a Anatolia

Los Hititas, y los pueblos indoeuropeos relacionados, no son nativos de Asia Menor. Parece que los indígenas son los Hattis: una civilización urbana muy evolucionada de la que quedan muchos vestigios (Hacilar, Çatal Hüyük o Alisar). Se dice que los Hittites provienen de Europa. En el período Neolítico (7º milenio), se desarrolló una floreciente civilización en los Balcanes y en la cuenca del Danubio. Esta civilización, cuya continuidad apenas se pone en duda, se desarrolló hasta el cuarto milenio. Muy refinado, incluso parece haber creado una especie de escritura pictórica, probablemente un silabario. Al mismo tiempo, en el quinto milenio, un pueblo más tosco, que probablemente hablaba un idioma cercano al indoeuropeo original, floreció en las llanuras entre el Dniéper y el Volga. Esta civilización se caracteriza principalmente por las tumbas de sus élites: fosas cubiertas de pequeños montículos, llamadas Kurgan en ruso. Le dieron su nombre a esta civilización: la cultura Kurgan. Algunos miembros de la cultura Kurgan emigrarán en tres oleadas entre el 5º y el 3º milenio a la civilización del Danubio y la destruirán. Muchos pueblos, por asimilación mutua, resultarán. No se sabe si los Hittites procedían de la primera ola del pueblo kurgan (4400-4200 a.C.) que, tras llegar a los Balcanes, se vieron obligados a emigrar a Anatolia bajo la presión de la segunda ola de migración, o si procedían de esta segunda migración (3400-3200 a.C.), pero sólo a finales del tercer milenio la arqueología da fe de los movimientos de población de los Balcanes a Anatolia. La población que habla Louvit parece haberse asentado alrededor del 2300-2200 AC: muchas ciudades de Asia Menor, incluida Troya, fueron devastadas. Una segunda ola alrededor de 2000-1900 parece haberse asentado más tranquilamente, las poblaciones de lengua hitita-nesita, principalmente en la hebilla del río Halys: los Hittites se encuentran entonces en el territorio de los Hattis y se produce una simbiosis cultural de las dos civilizaciones. El dialecto hitita de la ciudad de Nesa (o Kanesh) se impone en la vida cotidiana, mientras que la lengua Hattie se convierte en la lengua litúrgica. Esta simbiosis se produjo poco a poco: de hecho, entre la llegada de los indoeuropeos y la observación de la fusión de las dos civilizaciones durante el asentamiento de los asirios, pasaron de dos a tres siglos entre ellas. Así, algunos hittitólogos creen que los Hittites entraron en Anatolia desde el este, otros, como Collin Renfrew, incluso creen que este pueblo es indígena de Asia Menor y es descendiente de las culturas de Çatal Hüyük y de los primeros cultivadores de la región.

La era de los puestos de comercio asirios (siglo 20 – 18 A.C.)

A principios del 2º milenio, los asirios establecieron una veintena de puestos de comercio en Anatolia. Contrariamente a la llegada de los hititas, los asirios son pequeños en número y cada contador consiste en una colonia asiria separada de la población local. Cada una de estas colonias, llamadas karum, conserva la organización asiria tradicional y permanece bajo la autoridad del karum de Kanesh, a su vez controlado por la metrópoli. Los asirios, como se evidencia en las muchas tablillas cuneiformes encontradas, controlaban toda la economía de Asia Menor, especialmente el comercio del cobre, mientras que el poder político estaba en manos de los príncipes hititas que gobernaban sobre la multitud de principados que componían Anatolia. Pero a principios del siglo XVIII, los trastornos del Cercano Oriente llevaron a la ruina, a veces violenta, de estas colonias. Esto condujo al primer movimiento para unificar la región en el siglo XVIII, cuando el príncipe de Kussar, Pithana, se apoderó de Nesa, el antiguo centro económico, y se estableció allí. Su hijo Anitta continuó su trabajo y unificó parte de Anatolia. En su Proclamación de Anitta, tomó el título de Gran Rey, que sería usado por muchos gobernantes del Medio Oriente durante los siguientes dos milenios. Anitta fue el único rey de su dinastía: después de él, Anatolia pasó por un oscuro período de guerras y hambrunas que duró cien años. El uso de la escritura desaparece casi por completo.

El antiguo reino (circa -1650 – 1465 AC)

Labarna I, fue el primer verdadero rey de los hititas. Hay pocos documentos o vestigios de su reinado y, aparte del Edicto de Telibinu, pocos documentos lo mencionan. Algunos historiadores sugieren que puede haber sido un rey legendario. Todos los reyes que le sucedieron en el trono hitita usaron el título de Labarna, de forma similar a los emperadores romanos que usaron los títulos de César y Augusto después de Julio César. Asimismo, probablemente para marcar la continuidad con la efímera dinastía Anitta, Labarna I, y todos sus sucesores hasta la caída del imperio, tomaron los títulos de Gran Rey y Hombre de Kussar, la ciudad natal de Pithana, padre del primer rey Anitta. Su sucesor fue Hattusili I, también llamado Labarna II. Su relación con su predecesor no está clara: algunos creen que era su nieto, sobrino o hijo adoptivo. Un rey conquistador, su nombre indica que estableció la capital en Hattusa. Con él, el reino hitita se extendió al norte hasta el Mar Negro (Zalpa), al sur hasta Arzawa y al este hasta el Éufrates. Fue el primer rey hitita en cruzar las montañas de Tauro que separan Anatolia de la actual Siria. Allí destruyó a Alahah, vasallo del reino de Yamkhad, cuya capital era Alepo. Mursili I sucedió a su abuelo a la cabeza del reino hitita. Como su abuelo, fue un gran guerrero. En 1594 dirigió una incursión en Babilonia, que tomó, lo que llevó a la caída de la dinastía fundada por Hammurabi, pero el reino hitita se debilitó por la guerra lejos de su capital, y cuando Hantili I, cuñado de Mursili, le sucedió después de haberlo asesinado, fue el comienzo de un largo período de agitación. Durante la revuelta de Karkemish, los Hourrites del Éufrates se levantaron y derrotaron al soberano. Los Gasgas hicieron sus primeras incursiones en las provincias del norte. Su sucesor, Zidanta I, es más conocido por su falta de escrúpulos:
No dudó en asesinar al hijo y al nieto de Hantili para ascender al trono. Bajo su reinado la situación empeoró y el reino hitita perdió varias provincias, incluyendo Arzawa y Adana. A su muerte, después del asesinato de sus herederos legítimos, Huzziya I, probablemente uno de sus descendientes ilegítimos, le sucedió, pero fue rápidamente derrocado por Telibinu, el yerno de Ammuna, que exilió a Huzziya y a sus hermanos. Telibinu, conocido principalmente por el Edicto de Telibinu que estableció un derecho de sucesión que permaneció vigente hasta el final del Imperio, también logró consolidar el reino hitita mediante varias acciones militares y por un tratado con el rey de Kizzuwatna. Los sucesores de Telibinu no son todavía muy conocidos: sólo conocemos sus nombres y su orden de sucesión: Alluwana, Hantili II, hijo del anterior, Tarhurwaili, Zidanta II, Huzziya II y Muwatalli I. Sin embargo este período corresponde a un período de debilitamiento del estado hitita, y esto después de la aparición de dos nuevas amenazas externas: los Gasgas, que habían hecho sus primeras apariciones durante el reinado de Hantili I, se vuelven más amenazadores, obligan a Hantili II a reforzar las defensas de la capital y de las ciudades cercanas a las fronteras del reino.los Hourrites que se unifican y forman el reino de Mitanni cuyo poder aumenta rápidamente. Este estado entonces anexa o vasalla los reinos de Alepo, Alahah y Kizzuwatna.

El Reino Medio (-1465 – 1353 AC)

Hacia el -1465, la dinastía fundada por Labarna es derrocada. Esto es la consecuencia de los problemas de los anteriores reinos y el nuevo rey, Tudhalya I, tiene ascendencia hurriana y kizzuwatniana. Aprovechando las acciones del faraón Tutmosis III contra los mitanianos, que derrotaron a una coalición mitanocanadiense en la batalla de Meguido, obtuvo varias victorias contra los hurritas que le permitieron volver a poner a Kizzuwatna bajo el dominio de Hattusa y destruir Alepo. Además de la época de buenas relaciones con Egipto que inauguró la nueva dinastía, Tudhalya renovó profundamente las élites del país: durante su reinado, junto a la aristocracia tradicional, muchas figuras con nombres de origen hurrahita ocuparon puestos importantes.Hattusili IITudhaliya IIArnuwanda IerTudhaliya III

El Nuevo Reino o Imperio(-1353 – 1190 a.C.- El Nuevo Reino o Imperio C.)

Después del asesinato del heredero al trono, el joven y enérgico príncipe Suppiluliuma reformó completamente el reino hitita. Suppiluliuma también reestableció el reino como una pieza importante del tablero de ajedrez de Oriente Medio. El resurgimiento del poder hitita alteró el equilibrio de poder en el Cercano Oriente: los Hittitas y los egipcios luchaban por la influencia para controlar el corredor comercial entre Siria y Palestina. Sin embargo, los faraones egipcios sólo reaccionaron débilmente a las conquistas Hittites que anexaron o desvalijaron a los estados aliados de Mitanni, él mismo un aliado de Egipto: Alalah, Nuhasse e incluso Qadesh, la llave del Valle de Orontes, están controlados por Suppiluliuma bajo el reinado de Akhenaten; los reinos de Amurru, Aziru y Ugarit se convierten en vasallos durante el reinado de Tutankamón. Finalmente, los últimos aliados de Mitanni ceden y Karkemish, controlando el paso del Éufrates, se integra en el imperio. Rompiendo con la tradición, Suppiluliuma consolida sus conquistas haciendo tratados con sus vasallos, a los que elige cuidadosamente: así nombra a sus dos hijos reyes de Alepo y Karkemish. Esta ciudad, una de las más antiguas de Oriente Próximo, se convirtió en la segunda ciudad del imperio. Es allí donde permanece el virrey, controlando desde esta ciudad los diversos reinos sirios, que se convirtieron gradualmente en vasallos del imperio hitita. Suppiluliuma fortaleció su posición casando a sus hijas con varios reyes sirios. Mientras las tropas egipcias eran empujadas a Qadesh, el faraón Tutankamón murió repentinamente sin un heredero. Su esposa, Ankhesenamon, convenció a Suppiluliuma de que le enviara uno de sus hijos para que se volviera a casar. Suppiluliuma finalmente envía al príncipe Zannanzach que es asesinado antes de llegar a Egipto. Suppiluliuma muere tempranamente de una plaga, cuya propagación había sido alentada por las muchas deportaciones durante su reinado. Su sucesor, Arnuwanda II también murió poco después de la misma enfermedad. Pero la obra de Suppiluliuma le sobrevive: los reyes de Alepo y Karkemish, sus hijos, así como el rey de Mitanni, su yerno, están unidos por fuertes lazos a la dinastía: permanecerán fieles a los reyes hititas hasta la caída del imperio. Así, un hijo menor de Suppiluliuma asciende al trono: Mursili II. La situación es difícil: no sólo la peste está asolando el país, sino que Mursili debe primero sofocar la rebelión de algunos vasallos. El rey abandona la capital Hattusa por un tiempo. Conquista Arsawa y destruye el reino de Azzi. Ougarit y Amuru se ven obligados a renovar sus tratados de vasallaje. Finalmente, la lucha contra los Gasgas también es necesaria: libera las provincias del norte y refuerza la frontera en las montañas que dominan el Mar Negro, y su hijo Muwatalli II le sucede en el trono. Al igual que sus predecesores, su reinado está marcado por las guerras. Muwatilli primero derrota al reino de Wilusa, en el noroeste del imperio, que se convierte en su vasallo. Luego tiene que enfrentarse a los Gasgas que cruzan la frontera, saqueando y destruyendo las ciudades Hittites. La capital Hattusa es destruida y el rey y su corte se refugian en Tarhuntassa, una ciudad del sur. Para restaurar su autoridad sobre el norte del país, nombró a su hermano Hattusili como administrador de las provincias del norte. Mientras Hattusili pacificaba el norte y el rey asirio Adad-Nirari se convertía en el señor de Mitanni, el rey Muwatalli se concentraba en la vecina Siria. El conflicto con Egipto no tardó en reanudarse: sus faraones Sety I, luego Ramses II quisieron recuperar las posesiones sirias perdidas bajo Akhenaten y Tutankamón, en particular el reino de Amuru y la clave de la ruta comercial que une el Mediterráneo y Mesopotamia, la ciudadela de Qadesh, en la frontera entre las zonas de influencia de los dos imperios. Ramsés inicialmente obtuvo una victoria diplomática uniendo al soberano de Amuru a su causa. La guerra alcanzará su clímax en la segunda batalla de Qadesh, un verdadero empate que restaurará el status quo al poner al reino de Amuru bajo la tutela hitita. Este fue el final del conflicto entre los hititas< y los imperios egipcios: ambos serán ahora monopolizados por la amenaza asiria. Muwatalli II muere en -1270 AC y su hijo ilegítimo, Mursili III, le sucede bajo la regencia de su tío Hattusili. Hattusili pronto se rebeló y exilió a Mursili, que se refugió en la isla de Chipre. Hattusili III ascendió al trono y firmó un tratado de paz con Egipto (véase la Ley). Habiendo reconquistado los territorios ocupados por los Gasgas y derrotado una rebelión de los Louvitas que no reconocieron su usurpación, el reinado de Hattusili III es un reinado un poco más pacífico, habiendo estabilizado la situación en Siria a través de la paz con Egipto y una alianza con Babilonia que le permite controlar la amenaza asiria. Pero esta amenaza crecía: el Mitanni fue roto por los asirios en 1260 a.C. El sucesor de Hattusili III es, según la ley de sucesión, su hijo, Tudhaliya IV. Este último luchó primero para mantener la unidad del imperio, contra los reinos de Ahhiyawa y Arzawa. Durante este conflicto, aseguró su retaguardia firmando la paz con Asiria a cambio del reconocimiento de sus conquistas. Pero pronto Asiria volvió a la ofensiva y atacó la orilla occidental del Éufrates, en manos de Hittites. Tudhaliya reaccionó, pero su contraataque fracasó en la batalla de Nihiriya en 1230 A.C. Tudhaliya se dispuso entonces a imponer un bloqueo marítimo a Asiria. Con la ayuda del Rey de Karkemish, convenció a los reinos sirios, especialmente a los Amuru, de respetar el bloqueo. Rechazan los barcos de los Ahhiyawa. Tudhalia también desembarcó en el reino de Alasiya, ahora Chipre, que le pagó un tributo de cobre. El bloqueo dio sus frutos: Asiria firmó un tratado de paz y devolvió la glasnost al reino de Karkemish, pero Tudhaliya no sólo marcó la historia hitita con sus acciones bélicas: un verdadero reformador religioso, reorganizó el culto, modificó los festivales y amplió el santuario de Yazilikaya. Si se mantiene la paz bajo los sucesores de Tudhaliya, Arnuwanda II y luego su hermano Suppiluliuma III, el imperio hitita, socavado por largas hambrunas que dieron lugar a numerosos movimientos de población que desestabilizaron completamente el Estado, se verá aún más debilitado por los golpes de los pueblos del mar que están asolando toda la región. El Imperio Hitita sobrevivió, a diferencia de los reinos acheanos y micénicos, pero en el 1190 a.C. el Imperio se derrumbó bajo los golpes de los gases. Hattusa y las principales ciudades Hititas son destruidas y nunca se levantarán de nuevo.

Los reinos neo-hititas (-1100 – 700 AC)

Es al mismo tiempo que los Frigios, otro pueblo indoeuropeo, invaden la meseta central de Anatolia y establecen su reino y ciudades allí.

La civilización hitita sobrevive a la caída de su centro. La civilización hitita sobrevivió a la caída de su centro. En el sur de Anatolia y Siria se fundaron varios reinos de la lengua louvita y Karkemish, donde reinaban los descendientes de la dinastía de Suppiluliuma I, asumió el papel de capital cultural del mundo hitita abandonado por Hattusa. Se crearon un gran número de pequeños reinos: en Capadocia, una docena de príncipes se aliaron en la confederación de Tabal, mientras que en el este, a lo largo del Éufrates, aparecieron otros principados:
No dudó en asesinar al hijo y al nieto de Hantili para ascender al trono. Bajo su reinado la situación empeoró y el reino hitita perdió varias provincias, incluyendo Arzawa y Adana. A su muerte, después del asesinato de sus herederos legítimos, Huzziya I, probablemente uno de sus descendientes ilegítimos, le sucedió, pero fue rápidamente derrocado por Telibinu, el yerno de Ammuna, que exilió a Huzziya y a sus hermanos. Telibinu, conocido principalmente por el Edicto de Telibinu que estableció un derecho de sucesión que permaneció vigente hasta el final del Imperio, también logró consolidar el reino hitita mediante varias acciones militares y por un tratado con el rey de Kizzuwatna. Los sucesores de Telibinu no son todavía muy conocidos: sólo conocemos sus nombres y su orden de sucesión: Alluwana, Hantili II, hijo del anterior, Tarhurwaili, Zidanta II, Huzziya II y Muwatalli I. Sin embargo este período corresponde a un período de debilitamiento del estado hitita, y esto después de la aparición de dos nuevas amenazas externas: los Gasgas, que habían hecho sus primeras apariciones durante el reinado de Hantili I, se vuelven más amenazadores, obligan a Hantili II a reforzar las defensas de la capital y de las ciudades cercanas a las fronteras del reino.los Hourrites que se unifican y forman el reino de Mitanni cuyo poder aumenta rápidamente. Este estado entonces anexa o vasalla los reinos de Alepo, Alahah y Kizzuwatna.

El Reino Medio (-1465 – 1353 AC)

Hacia el -1465, la dinastía fundada por Labarna es derrocada. Esto es la consecuencia de los problemas de los anteriores reinos y el nuevo rey, Tudhalya I, tiene ascendencia hurriana y kizzuwatniana. Aprovechando las acciones del faraón Tutmosis III contra los mitanianos, que derrotaron a una coalición mitanocanadiense en la batalla de Meguido, obtuvo varias victorias contra los hurritas que le permitieron volver a poner a Kizzuwatna bajo el dominio de Hattusa y destruir Alepo. Además de la época de buenas relaciones con Egipto que inauguró la nueva dinastía, Tudhalya renovó profundamente las élites del país: durante su reinado, junto a la aristocracia tradicional, muchas figuras con nombres de origen hurrahita ocuparon puestos importantes.Hattusili IITudhaliya IIArnuwanda IerTudhaliya III

El Nuevo Reino o Imperio(-1353 – 1190 a.C.- El Nuevo Reino o Imperio C.)

Después del asesinato del heredero al trono, el joven y enérgico príncipe Suppiluliuma reformó completamente el reino hitita. Suppiluliuma también reestableció el reino como una pieza importante del tablero de ajedrez de Oriente Medio. El resurgimiento del poder hitita alteró el equilibrio de poder en el Cercano Oriente: los Hittitas y los egipcios luchaban por la influencia para controlar el corredor comercial entre Siria y Palestina. Sin embargo, los faraones egipcios sólo reaccionaron débilmente a las conquistas Hittites que anexaron o desvalijaron a los estados aliados de Mitanni, él mismo un aliado de Egipto: Alalah, Nuhasse e incluso Qadesh, la llave del Valle de Orontes, están controlados por Suppiluliuma bajo el reinado de Akhenaten; los reinos de Amurru, Aziru y Ugarit se convierten en vasallos durante el reinado de Tutankamón. Finalmente, los últimos aliados de Mitanni ceden y Karkemish, controlando el paso del Éufrates, se integra en el imperio. Rompiendo con la tradición, Suppiluliuma consolida sus conquistas haciendo tratados con sus vasallos, a los que elige cuidadosamente: así nombra a sus dos hijos reyes de Alepo y Karkemish. Esta ciudad, una de las más antiguas de Oriente Próximo, se convirtió en la segunda ciudad del imperio. Es allí donde permanece el virrey, controlando desde esta ciudad los diversos reinos sirios, que se convirtieron gradualmente en vasallos del imperio hitita. Suppiluliuma fortaleció su posición casando a sus hijas con varios reyes sirios. Mientras las tropas egipcias eran empujadas a Qadesh, el faraón Tutankamón murió repentinamente sin un heredero. Su esposa, Ankhesenamon, convenció a Suppiluliuma de que le enviara uno de sus hijos para que se volviera a casar. Suppiluliuma finalmente envía al príncipe Zannanzach que es asesinado antes de llegar a Egipto. Suppiluliuma muere tempranamente de una plaga, cuya propagación había sido alentada por las muchas deportaciones durante su reinado. Su sucesor, Arnuwanda II también murió poco después de la misma enfermedad. Pero la obra de Suppiluliuma le sobrevive: los reyes de Alepo y Karkemish, sus hijos, así como el rey de Mitanni, su yerno, están unidos por fuertes lazos a la dinastía: permanecerán fieles a los reyes hititas hasta la caída del imperio. Así, un hijo menor de Suppiluliuma asciende al trono: Mursili II. La situación es difícil: no sólo la peste está asolando el país, sino que Mursili debe primero sofocar la rebelión de algunos vasallos. El rey abandona la capital Hattusa por un tiempo. Conquista Arsawa y destruye el reino de Azzi. Ougarit y Amuru se ven obligados a renovar sus tratados de vasallaje. Finalmente, la lucha contra los Gasgas también es necesaria: libera las provincias del norte y refuerza la frontera en las montañas que dominan el Mar Negro, y su hijo Muwatalli II le sucede en el trono. Al igual que sus predecesores, su reinado está marcado por las guerras. Muwatilli primero derrota al reino de Wilusa, en el noroeste del imperio, que se convierte en su vasallo. Luego tiene que enfrentarse a los Gasgas que cruzan la frontera, saqueando y destruyendo las ciudades Hittites. La capital Hattusa es destruida y el rey y su corte se refugian en Tarhuntassa, una ciudad del sur. Para restaurar su autoridad sobre el norte del país, nombró a su hermano Hattusili como administrador de las provincias del norte. Mientras Hattusili pacificaba el norte y el rey asirio Adad-Nirari se convertía en el señor de Mitanni, el rey Muwatalli se concentraba en la vecina Siria. El conflicto con Egipto no tardó en reanudarse: sus faraones Sety I, luego Ramses II quisieron recuperar las posesiones sirias perdidas bajo Akhenaten y Tutankamón, en particular el reino de Amuru y la clave de la ruta comercial que une el Mediterráneo y Mesopotamia, la ciudadela de Qadesh, en la frontera entre las zonas de influencia de los dos imperios. Ramsés inicialmente obtuvo una victoria diplomática uniendo al soberano de Amuru a su causa. La guerra alcanzará su clímax en la segunda batalla de Qadesh, un verdadero empate que restaurará el status quo al poner al reino de Amuru bajo la tutela hitita. Este fue el final del conflicto entre los hititas< y los imperios egipcios: ambos serán ahora monopolizados por la amenaza asiria. Muwatalli II muere en -1270 AC y su hijo ilegítimo, Mursili III, le sucede bajo la regencia de su tío Hattusili. Hattusili pronto se rebeló y exilió a Mursili, que se refugió en la isla de Chipre. Hattusili III ascendió al trono y firmó un tratado de paz con Egipto (véase la Ley). Habiendo reconquistado los territorios ocupados por los Gasgas y derrotado una rebelión de los Louvitas que no reconocieron su usurpación, el reinado de Hattusili III es un reinado un poco más pacífico, habiendo estabilizado la situación en Siria a través de la paz con Egipto y una alianza con Babilonia que le permite controlar la amenaza asiria. Pero esta amenaza crecía: el Mitanni fue roto por los asirios en 1260 a.C. El sucesor de Hattusili III es, según la ley de sucesión, su hijo, Tudhaliya IV. Este último luchó primero para mantener la unidad del imperio, contra los reinos de Ahhiyawa y Arzawa. Durante este conflicto, aseguró su retaguardia firmando la paz con Asiria a cambio del reconocimiento de sus conquistas. Pero pronto Asiria volvió a la ofensiva y atacó la orilla occidental del Éufrates, en manos de Hittites. Tudhaliya reaccionó, pero su contraataque fracasó en la batalla de Nihiriya en 1230 A.C. Tudhaliya se dispuso entonces a imponer un bloqueo marítimo a Asiria. Con la ayuda del Rey de Karkemish, convenció a los reinos sirios, especialmente a los Amuru, de respetar el bloqueo. Rechazan los barcos de los Ahhiyawa. Tudhalia también desembarcó en el reino de Alasiya, ahora Chipre, que le pagó un tributo de cobre. El bloqueo dio sus frutos: Asiria firmó un tratado de paz y devolvió la glasnost al reino de Karkemish, pero Tudhaliya no sólo marcó la historia hitita con sus acciones bélicas: un verdadero reformador religioso, reorganizó el culto, modificó los festivales y amplió el santuario de Yazilikaya. Si se mantiene la paz bajo los sucesores de Tudhaliya, Arnuwanda II y luego su hermano Suppiluliuma III, el imperio hitita, socavado por largas hambrunas que dieron lugar a numerosos movimientos de población que desestabilizaron completamente el Estado, se verá aún más debilitado por los golpes de los pueblos del mar que están asolando toda la región. El Imperio Hitita sobrevivió, a diferencia de los reinos acheanos y micénicos, pero en el 1190 a.C. el Imperio se derrumbó bajo los golpes de los gases. Hattusa y las principales ciudades Hititas son destruidas y nunca se levantarán de nuevo.

Los reinos neo-hititas (-1100 – 700 AC)

Es al mismo tiempo que los Frigios, otro pueblo indoeuropeo, invaden la meseta central de Anatolia y establecen su reino y ciudades allí.

La civilización hitita sobrevive a la caída de su centro. La civilización hitita sobrevivió a la caída de su centro. En el sur de Anatolia y Siria se fundaron varios reinos de la lengua louvita y Karkemish, donde reinaban los descendientes de la dinastía de Suppiluliuma I, asumió el papel de capital cultural del mundo hitita abandonado por Hattusa. Se crearon un gran número de pequeños reinos: en Capadocia, una docena de príncipes se aliaron en la confederación de Tabal, mientras que en el este, a lo largo del Éufrates, aparecieron otros principados:

Thoth, antiguo dios egipcio…

Thoth, antiguo dios egipcio…
thoth, Antiguo Egipto
Thot
. Memphis
como el lenguaje de Ptah, es decir, como la expresión verbal por la que el dios da existencia al universo. En otros textos, y siempre de acuerdo con las mismas ideas, es el «corazón de Ra», la esencia misma de su pensamiento creativo {el corazón es el órgano del pensamiento}. Dios del verbo divino, Thot el gran papelero, es también el patrón de los magos, el que conoce las fórmulas mágicas necesarias para la curación de los enfermos {no se ha curado Horus niño, picado por un escorpión en los pantanos del Delta?}. La biblioteca de Hermopolis, su capital, era famosa, y la gente evocaba con gusto sus criptas secretas donde se depositaban los sacrosantos pergaminos escritos por la misma mano del dios: El cuento demótico de Satni relata la búsqueda del libro divino de Thot, que iba a encantar el cielo, la tierra, las aguas y el mundo inferior, y las tristes desventuras que golpeaban a los incautos que se atrevían a penetrar en este espantoso secreto.

texto de: http://2terres.hautesavoie.net/tegypte/texte/thotdiv.htm

Consejo de lectura

momias egipcias | Enciclopedia | Hechos de la momia egipcia | Historia | Geografía

momias egipcias | Enciclopedia | Hechos de la momia egipcia | Historia | Geografía

Para entender a las momias egipcias hay que conocer primero sus creencias religiosas. Los antiguos egipcios creían en muchos dioses y que cuando una persona moría pasaba a una «vida después de la muerte».

El pensamiento de que el individuo tendría una vida muy cercana a la que vivía con todos los demás. Para poder tener ese tipo de vida, su cuerpo necesitaba ser preservado y enterrado con todas las posesiones que se llevarían en su viaje a la otra vida.

momias para niños

El Antiguo Egipto tenía una sociedad exitosa que duró más de 3.000 años. Los sacerdotes del antiguo Egipto desarrollaron formas de preservar o «momificar» un cuerpo para que durara. Ellos momificaban a las personas así como a los animales y los arqueólogos han encontrado cámaras enterradas enteras dedicadas al entierro de gatos momificados. Mientras que otros animales fueron encontrados, los gatos eran la mascota favorita y más amada de los antiguos egipcios. El proceso para crear una momia correctamente puede tomar hasta 70 días. No es sólo un procedimiento físico, sino que los antiguos egipcios también involucraban sus creencias religiosas en la forma correcta de crear una momia. Había varios pasos para la momificación:

mummy1} El cuerpo debe ser purificado y lavado.
2} Todos los órganos internos fueron removidos, sin embargo, dejaron el corazón en su lugar. 7}La momia terminada fue colocada en un contenedor de piedra o madera llamado «sarcófago»

Los órganos del cuerpo que habían sido sacados también fueron momificados y colocados en contenedores especiales que serían colocados en la tumba con el cuerpo. Tanto el sarcófago como los frascos que contenían las partes del cuerpo fueron sellados con una resina negra. Dejaron el corazón en el cuerpo ya que pensaron que era necesario para parte de la prueba necesaria para entrar en la otra vida. Creían que el corazón era el centro de toda la inteligencia y la emoción, pero quitaron el cerebro, pensando que no era importante.

Los faraones tenían la momificación más cara de todas las personas. Dado que el faraón era considerado un dios, incluyeron muchas gemas y amuletos entre las capas de envoltura de lino. También usaban un sarcófago especial para el faraón que era tallado y pintado a su semejanza. Algunos estaban decorados con oro. Otros, tenían máscaras decorativas de oro macizo colocadas en la cabeza y la cara que se parecían al faraón. Las momias de los faraones eran colocadas en lugares especiales de entierro junto con muchos de los artículos caros que se llevarían con ellos en la otra vida.

La gente rica también tendría momias similares de alta calidad. Dado que la creación de una momia costaba mucho dinero, eran los únicos que podían permitírselo. A diferencia del faraón, las tumbas de los ricos solían estar en cementerios colectivos. Había ritos religiosos especiales que debían ser realizados por los sacerdotes del templo en cada paso de la momificación. Esto se hacía para asegurarse de que la persona que había fallecido entrara en la otra vida correctamente. Había aceites especiales que se utilizaban y que eran purificados por los sacerdotes, pero también se desarrollaron a lo largo de los años para ayudar a preservar el cuerpo. Se han descubierto momias que tienen más de 3.000 años de antigüedad y cuando son descubiertas algunas todavía tienen pelo y piel.

MEDICINA | Antiguo Egipto | Historia del Antiguo Egipto | dioses | faraones | viajes

MEDICINA | Antiguo Egipto | Historia del Antiguo Egipto | dioses | faraones | viajes
medicina, Antiguo Egipto
La medicina de los antiguos egipcios es la que tiene los documentos auténticos más antiguos. En la antigüedad gozó de una indiscutible reputación, cuyos rastros ya se pueden encontrar en Homero; se sabe que Ciro y Darío, hijo de Histasio, llamaron a médicos de Egipto a su corte. La antigüedad clásica no nos ha dejado en la absoluta ignorancia de esta ciencia antigua y de quienes la practicaban; Herodoto, Estrabón, Diodoro de Sicilia la mencionan; Teofrasto, Galeno, Dioscórides citan fórmulas de las escuelas egipcias, y el mismo Plinio debe haber, observó Maspero, transmitido a nosotros en latín más de una receta que, a través del griego, bien podría remontarse a algún Papiro. No obstante, sigue siendo muy dudoso que los propios griegos, que sólo entablaron relaciones sostenidas con Egipto después del Salmo I (c. 650 a.C., Egipto en el período tardío), es decir, en el declive de su brillante período, conocieran bien la cultura egipcia. La misma reserva puede tener que extenderse a Galeno, cuyo pasaje se cita a menudo en el que afirma que vio en los tratados médicos de Egipto nada más que un montón de tonterías. La interpretación de este pasaje ha sido cuestionada; Galeno, además, no podía conocer los libros herméticos; no conocía el idioma, y los libros no habían sido traducidos. Ya mucho mejor hoy en día, podemos sacar nuestra información de las fuentes mismas, es decir – es decir, de los escritos originales, ya que los egiptólogos tienen a su disposición una serie de libros médicos Papiro/Strong que han traducido o analizado. Alexandria, uno de los autores que penetró más profundamente en las instituciones y el espíritu de Egipto, que los libros herméticos compusieron una especie de enciclopedia oficial y religiosa en 42 libros, los últimos seis de los cuales incluían la ciencia médica y se enseñaban en las escuelas. Tenían los siguientes títulos: La constitución del cuerpo humano; Enfermedades; Órganos; Medicamentos; Enfermedades de los ojos; Enfermedades de las mujeres. Esta colección ya no existe; sigue siendo dudoso que algún fragmento esté siquiera incluido en el Papyrus ahora descubierto. Los dos principales Papyrus médicos son: 1° el grande Papyrus de Berlín, que ha sido objeto de importantes y múltiples trabajos; 2° el Papyrus Ebers, uno de los dos más grandes conocidos; contiene 108 páginas. El mismo Ebers lo ha estudiado con notable competencia, y ha traducido y comentado una parte de él; el Dr. Joachim ha dado una traducción completa, hábilmente anotada. El Papiro Ebers, formado por la unión de varios pequeños tratados, algunos de ellos más antiguos, habría sido, según cálculos que descansan en bases serias, compuesto y escrito alrededor de 1550 AC. Es difícil decir qué lugar debe darse, en la literatura oficial, a estos tratados y a los de la misma clase. Ebers estaba convencido de que su Papiro era el cuarto de los seis libros herméticos, el de las medicinas; es, de hecho, en su mayor parte, sólo una colección de recetas. No obstante, su opinión no fue aceptada por la mayoría de los egiptólogos. Vale la pena notar que tratados como el Papyrus Ebers pueden ser compilaciones que preceden a la escritura de los cánones herméticos médicos. A todos sus libros, además, los egipcios atribuyeron un origen divino o al menos principesco. Thot, de la cual los griegos hicieron su Hermes trismegisto, que puede compartir con el dios sanador Imhotep o Imhotpou, el título de Asclepio egipcio, fue la revelación de las ciencias, incluyendo la medicina. Se le atribuyó la composición del libro más antiguo que se incorporó a la Colección Hermética. También se le consideraba el depositario de los secretos del arte mágico, y se decía que los antiguos faraones se dedicaban al estudio de la medicina. Teti, hijo de Menes, fue considerado como el autor de un tratado de anatomía, después de Manetho y Elien, y Tosorthos, sucesor de Necherophes (3ª Dinastía), como autor de un libro de texto sobre medicina (Antiguo Reino). El descubrimiento de los libros estuvo a menudo rodeado de circunstancias extrañas, si no milagrosas; uno fue encontrado bajo los pies del dios Anubis, en un templo de Letopolis (Sechem), otro apareció repentinamente una noche, iluminado por la luz de la luna, en los ojos de un sacerdote, en el templo de Isis en Coptos, etc., en el templo de Isis en Coptos, y así sucesivamente. Todos los Papyrus se refieren casi exclusivamente a la terapéutica y a la farmacia; hay algunos fragmentos de diagnóstico o descripción sintomática, pero ningún rastro de ninguna doctrina, ni imaginativa ni científica.

La profesión médica

Los médicos, en su mayoría, al menos, pertenecían a la clase de los sacerdotes (religión egipcia), como astrónomos, abogados, etc., y tenían mucha experiencia en el campo de la medicina. Los alumnos eran admitidos en escuelas anexas a los templos, las más famosas de las cuales eran las de Memphis, Thebes, Saïs y Chennu, y donde, bajo una disciplina que, según ciertos documentos, parece haber sido bastante severa, recibían además de una educación general, las enseñanzas profesionales especiales. Los libros de la Colección Hermética eran la base de la instrucción teórica. Los enfermos eran llevados a los templos para ser tratados; el resultado fue, casi inevitablemente, una educación clínica que se hizo necesaria por la práctica quirúrgica, que se sabe que fue bastante extensa. Los médicos egipcios, entre los que hay que contar a los pastóforos, cuya situación social no parece estar aún bien definida, se dividieron en varias categorías basadas principalmente en sus modos de tratamiento preferidos. Estas categorías están claramente indicadas en un pasaje de Papyrus Ebers (p. XVIX); estaba el médico propiamente dicho, que había salido de las escuelas sacerdotales, luego el sacerdote de la diosa Sekbet o Sokhit, a quien Maspero describe como un rebotador, y finalmente el exorcista que actuaba con la ayuda de palabras mágicas, encantos y amuletos. Esta clasificación recuerda de manera realmente curiosa los tres métodos de tratamiento de los enfermos atribuidos a Asclepio por Píndaro (IIIa Pyth.). Aparte del médico ordinario que trataba las enfermedades en general, había, cuando el tamaño de los centros de población lo permitía, menos especialistas de los que Heródoto afirmaba. Los médicos egipcios disfrutaban de ciertos privilegios, como la exención de parte de los deberes públicos. Los médicos egipcios recibían a menudo regalos en lugar de honorarios; estos regalos se llevaban a veces a los templos donde también se depositaban ex-votos, como reproducciones de metal de miembros curados. Algunos de estos médicos, probablemente los que no están relacionados con el servicio del templo, eran funcionarios públicos pagados con fondos públicos. Diodoro nos enseña que, en el curso de un viaje, como en las expediciones militares, podrían, por esta razón, ser consultados gratuitamente, pero la necesidad de que el practicante no se desvíe de las indicaciones dadas en los tratados sagrados, bajo las penas más severas, en caso de muerte del paciente, no podría contribuir a elevar el honor profesional a un nivel muy alto. Thot (Hermes) había revelado a los humanos las virtudes de las plantas y todas las sustancias medicinales. Según esto, se explica fácilmente que en Egipto, como en cualquier sociedad arcaica, el tratamiento por medio de conjuros siempre se ha considerado superior a cualquier otro. También se admitió que el espíritu podía salir espontáneamente; por esta razón, sin duda, se aconseja a veces abstenerse de toda medicación, admitiéndose el caso en que el paciente debe seguramente curarse sin ayuda. Enfermedades

Papiro contienen muchas descripciones resumidas de enfermedades; pero la identificación de estas enfermedades está plagada de dificultades; sin embargo, algunas de ellas han sido reconocidas con casi certeza, especialmente las que son más comunes en el país, como la anemia primaria o la anemia resultante de la presencia de parásitos intestinales; el paludismo; ciertas enfermedades abdominales, agudas o crónicas. Es bastante fácil entender lo que tiene que ver con las lombrices y tenias vermiculares, contra las cuales ya se utilizaba la corteza de la raíz de granada (1500 a.C., principios del Nuevo Reino). En ciertos pasajes del Papiro Ebers, disentería, atonía intestinal, diarrea, hemorroides, ciertos tumores, poliuria, incontinencia urinaria, etc. se creía que se reconocían. El Ebers Papyrus Ebers contiene un pequeño tratado especial sobre enfermedades oculares, que fue traducido por Ebers y hábilmente comentado por Hirschfeld; es de gran importancia histórica, pero no podemos entrar en detalles sobre él aquí. Se trata del tratamiento de la conjuntivitis catarral, queratitis, hemorragias globales, hematomas peri-oculares. En un breve pasaje sobre la curación de la ceguera detrás de la pupila en la parte posterior del ojo, había una referencia a la cirugía de cataratas, pero esta enfermedad no se podía entender hace 3500 años. No se menciona ninguna otra operación en los ojos, excepto la eliminación de las pestañas en la triquiasis. Todas las enfermedades oculares se tratan con gotas, ungüentos y diversos remedios, la mayoría de los cuales se basan en sustancias minerales, pero a menudo también se utilizan plantas y productos animales. Entre las fórmulas de gotas para los ojos, hay una según un oftalmólogo de Biblos; esto prueba que los egipcios de aquellos tiempos no temían hacer uso de los conocimientos de los fenicios y sugiere que la exclusividad de los médicos sacerdotes no era absoluta. También se sabe que los egipcios faraónicos realizaban operaciones; tenían toda una gama de instrumentos; se sabe que los médicos del antiguo Egipto aplicaban apósitos, abrían tumores, realizaban circuncisiones y castraciones. Redujeron las fracturas y supieron contenerlas con regularidad; el hecho se ha encontrado en momias; pero es muy, muy dudoso, a pesar de la afirmación de Larrey, que puede haber malinterpretado lo que vio, que los médicos del antiguo Egipto practicaran la amputación de miembros. El Papyrus Ebers también se ocupa, en un capítulo especial, de las enfermedades de la mujer: trastornos menstruales, prolapso, secreciones, accidentes de parto, etc., y los medios para combatirlos, muchos de los cuales han sobrevivido a través de los tiempos. Ebers es una dirección al paciente, en general, para indicar las fórmulas sacramentales que debía pronunciar al mismo tiempo que absorbía los medicamentos; se encuentran todavía otras fórmulas conjuntivas, cuyo poder se reputaba más fuerte que el de los remedios. En los breves tratados que poseemos se indican más de 700 sustancias, tomadas de los tres reinos; el médico egipcio casi siempre las utilizaba combinadas en un número bastante grande en la misma receta. La identificación de estas sustancias es un problema difícil; la higiene y la dietética ya eran una grave preocupación para los médicos del antiguo Egipto. La sobriedad y la limpieza estaban formalmente prescritas por la ley; la embriaguez se consideraba un vicio deshonroso. Los reglamentos establecían incluso la naturaleza de los tejidos utilizados para las prendas de vestir; el lino era el más común; no se permitía ir a los templos con prendas de lana. Como medida higiénica, los egipcios hacían uso periódico de purgas e incluso de vómitos. Se bañaban a menudo, y conocían las ventajas de los baños de mar; practicaban una especie de masaje. Las pinturas egipcias muestran la inexactitud de la afirmación de Heródoto sobre los ejercicios de gimnasia, que eran muy honorables. El uso del maquillaje estaba muy extendido entre los egipcios; formaba parte de la terapia ocular. La medicina egipcia ejerció necesariamente cierta influencia en la ciencia griega. La medicina egipcia necesariamente tuvo alguna influencia en la ciencia griega. Se pudo elaborar una larga lista de las sustancias y fórmulas cuyo uso se transfirió de un país a otro. En resumen, la medicina egipcia, tal como la conocemos, aunque sigue estando, desde el punto de vista doctrinal, desprovista de todo carácter científico real, si no justifica la exagerada admiración que algunos le han concedido injustificadamente, es de gran interés histórico. La ciencia del antiguo Egipto sobrevivió durante mucho tiempo como medicina popular, cuando el país perdió su independencia, pero su historia científica fue absorbida por la de la ciencia griega, a cuyo edificio aportó algunos elementos secundarios. (Dr. Liétard).

http://www.cosmovisions.com/medecineEgyptienneChrono.htm

Consejos de lectura

fue para este último propósito que Thot (Hermes) había revelado a los humanos las virtudes de las plantas y todas las sustancias medicinales. Según esto, se explica fácilmente que en Egipto, como en cualquier sociedad arcaica, el tratamiento por medio de conjuros siempre se ha considerado superior a cualquier otro. También se admitió que el espíritu podía salir espontáneamente; por esta razón, sin duda, se aconseja a veces abstenerse de toda medicación, admitiéndose el caso en que el paciente debe seguramente curarse sin ayuda. Enfermedades

Papiro contienen muchas descripciones resumidas de enfermedades; pero la identificación de estas enfermedades está plagada de dificultades; sin embargo, algunas de ellas han sido reconocidas con casi certeza, especialmente las que son más comunes en el país, como la anemia primaria o la anemia resultante de la presencia de parásitos intestinales; el paludismo; ciertas enfermedades abdominales, agudas o crónicas. Es bastante fácil entender lo que tiene que ver con las lombrices y tenias vermiculares, contra las cuales ya se utilizaba la corteza de la raíz de granada (1500 a.C., principios del Nuevo Reino). En ciertos pasajes del Papiro Ebers, disentería, atonía intestinal, diarrea, hemorroides, ciertos tumores, poliuria, incontinencia urinaria, etc. se creía que se reconocían. El Ebers Papyrus Ebers contiene un pequeño tratado especial sobre enfermedades oculares, que fue traducido por Ebers y hábilmente comentado por Hirschfeld; es de gran importancia histórica, pero no podemos entrar en detalles sobre él aquí. Se trata del tratamiento de la conjuntivitis catarral, queratitis, hemorragias globales, hematomas peri-oculares. En un breve pasaje sobre la curación de la ceguera detrás de la pupila en la parte posterior del ojo, había una referencia a la cirugía de cataratas, pero esta enfermedad no se podía entender hace 3500 años. No se menciona ninguna otra operación en los ojos, excepto la eliminación de las pestañas en la triquiasis. Todas las enfermedades oculares se tratan con gotas, ungüentos y diversos remedios, la mayoría de los cuales se basan en sustancias minerales, pero a menudo también se utilizan plantas y productos animales. Entre las fórmulas de gotas para los ojos, hay una según un oftalmólogo de Biblos; esto prueba que los egipcios de aquellos tiempos no temían hacer uso de los conocimientos de los fenicios y sugiere que la exclusividad de los médicos sacerdotes no era absoluta. También se sabe que los egipcios faraónicos realizaban operaciones; tenían toda una gama de instrumentos; se sabe que los médicos del antiguo Egipto aplicaban apósitos, abrían tumores, realizaban circuncisiones y castraciones. Redujeron las fracturas y supieron contenerlas con regularidad; el hecho se ha encontrado en momias; pero es muy, muy dudoso, a pesar de la afirmación de Larrey, que puede haber malinterpretado lo que vio, que los médicos del antiguo Egipto practicaran la amputación de miembros. El Papyrus Ebers también se ocupa, en un capítulo especial, de las enfermedades de la mujer: trastornos menstruales, prolapso, secreciones, accidentes de parto, etc., y los medios para combatirlos, muchos de los cuales han sobrevivido a través de los tiempos. Ebers es una dirección al paciente, en general, para indicar las fórmulas sacramentales que debía pronunciar al mismo tiempo que absorbía los medicamentos; se encuentran todavía otras fórmulas conjuntivas, cuyo poder se reputaba más fuerte que el de los remedios. En los breves tratados que poseemos se indican más de 700 sustancias, tomadas de los tres reinos; el médico egipcio casi siempre las utilizaba combinadas en un número bastante grande en la misma receta. La identificación de estas sustancias es un problema difícil; la higiene y la dietética ya eran una grave preocupación para los médicos del antiguo Egipto. La sobriedad y la limpieza estaban formalmente prescritas por la ley; la embriaguez se consideraba un vicio deshonroso. Los reglamentos establecían incluso la naturaleza de los tejidos utilizados para las prendas de vestir; el lino era el más común; no se permitía ir a los templos con prendas de lana. Como medida higiénica, los egipcios hacían uso periódico de purgas e incluso de vómitos. Se bañaban a menudo, y conocían las ventajas de los baños de mar; practicaban una especie de masaje. Las pinturas egipcias muestran la inexactitud de la afirmación de Heródoto sobre los ejercicios de gimnasia, que eran muy honorables. El uso del maquillaje estaba muy extendido entre los egipcios; formaba parte de la terapia ocular. La medicina egipcia ejerció necesariamente cierta influencia en la ciencia griega. La medicina egipcia necesariamente tuvo alguna influencia en la ciencia griega. Se pudo elaborar una larga lista de las sustancias y fórmulas cuyo uso se transfirió de un país a otro. En resumen, la medicina egipcia, tal como la conocemos, aunque sigue estando, desde el punto de vista doctrinal, desprovista de todo carácter científico real, si no justifica la exagerada admiración que algunos le han concedido injustificadamente, es de gran interés histórico. La ciencia del antiguo Egipto sobrevivió durante mucho tiempo como medicina popular, cuando el país perdió su independencia, pero su historia científica fue absorbida por la de la ciencia griega, a cuyo edificio aportó algunos elementos secundarios. (Dr. Liétard).

http://www.cosmovisions.com/medecineEgyptienneChrono.htm

Consejos de lectura

Qué ver y hacer en Luxor – Faraones.net

Qué ver y hacer en Luxor – Faraones.net

Más notablemente en Luxor tenemos el Valle de los Reyes con las espléndidas tumbas subterráneas de algunos de los más grandes faraones del antiguo Egipto, y tenemos el mayor templo a los dioses del antiguo Egipto, el Templo de Karnak, que también se encuentra en Luxor. Así que junto a las pirámides de El Cairo/Giza, Luxor es un icono y un sinónimo del antiguo Egipto.

Ok, empecemos hablando de dónde está precisamente Luxor. Está claramente en Egipto, pero es una gran caminata o una caravana lejos de El Cairo. El Cairo está en el norte del país, no lejos del Mar Mediterráneo. Luxor, sin embargo, está mucho más al sur en la parte baja del país, aproximadamente a dos tercios de la longitud de Egipto. Luxor es el nombre árabe moderno de la ciudad que se encuentra en el sitio de la antigua capital del Reino del Alto Egipto (es decir, el sur de Egipto más arriba del río Nilo, ya que fluye hacia el norte). Egipto solía estar dividido en dos reinos separados hasta que el faraón Narmer, alias Menes, llegó y unió las dos tierras bajo su gobierno alrededor del año 3000 a.C., o sea, hace unos 5000 años. Así que Luxor fue la capital del Alto Egipto antes de la unificación y fue la capital del imperio egipcio unido por casi mil años durante el apogeo del poder del antiguo Egipto.

>p>Si ha alquilado un coche y un conductor en Luxor, tendrá que conducir unos 20 minutos al sur de la ciudad para llegar al puente más cercano para cruzar el Nilo y luego unos 20 minutos para volver a subir el Nilo por el otro lado y otros 10 minutos más al norte para llegar al Valle de los Reyes. Es agradable tener un coche y un conductor para el día en Luxor, especialmente si estás tratando de empollar mucho en un día, pero no es necesario. Siempre puedes tomar un pequeño barco de felucca a través del Nilo y coger un taxi en la orilla oeste para hacer el corto viaje de 10 minutos al Valle también si tienes poco presupuesto o poco tiempo.

Además de la tumba de Tutankamón, las tumbas de Ramsés VI y Seti I requieren un billete adicional. La tumba de Seti es bastante cara, pero la de Ramsés VI es barata y vale la pena ver unos cuantos dólares extra también. Y finalmente, como en el Museo Egipcio ahora, el Vally de los Reyes también ha empezado a vender un «ticket de fotografía». Definitivamente quieres conseguir esto también porque a) es barato y b) vas a querer tomar fotos dentro de las tumbas. Durante décadas no se permitió la fotografía dentro de las tumbas, así que el hecho de que ahora lo permitan por el costo de un boleto extra barato es bastante notable.

Ok, KV11 es una de las tumbas más grandes con colores brillantes cubriendo las paredes y un enorme sarcófago de granito rojo en la cámara principal de entierro. Una cosa que me encanta de esta tumba es que los constructores de tumbas en realidad se abrieron paso a una tumba más antigua cuando estaban empezando a cavar para construir esta tumba, así que puedes ver donde dijeron uh-oh y remendaron el agujero, luego más tarde colgaron un derecho y siguieron cavando. Esta fue originalmente iniciada por un faraón llamado Setnakhte, que fue el padre de Ramsés III, pero cuando lo estropearon la abandonaron y construyeron su tumba en otro lugar. Pero su hijo Ramsés III es el que hizo que los constructores colgaran un derecho en el punto de ruptura y siguieran cavando para crear su tumba, así que el KV11 terminó siendo suyo.

KV16 es la tumba de Ramsés I. Ahora murió antes de que estuviera terminada, así que es bastante simple y pequeña, lo que significa que también es fácil de hacer, pero sigue estando bellamente decorada por dentro. Eso es algo que hay que considerar en el Valle de los Reyes, la accesibilidad, si tú o alguien con quien estás tiene problemas para subir los escalones. Algunas de las tumbas tienen escalones empinados para bajar y subir, y otras requieren un poco de subida para llegar a sus entradas. Pero la buena noticia es que hay varias a las que es fácil llegar y a las que también es fácil bajar, y la tumba de Ramsés I es una de las que hay que poner en esa lista.

KV34 es otra muy buena también. Es la tumba de Tutmosis III y está en la parte posterior del Valle, así que quizás quieras empezar con esta si quieres incluirla. Pero cuidado, esta tiene muchos escalones fuera para llegar a la entrada y luego desciende de nuevo a la montaña una vez que estás dentro. Pero el beneficio de eso es que normalmente está menos lleno en los días de mucho trabajo por esa misma razón.

Recuerda que en la antigüedad las tumbas conocidas eran saqueadas todo el tiempo y a menudo las momias de los faraones eran abiertas por los ladrones en busca de oro y joyas enterradas en sus cuerpos. Así que finalmente los sumos sacerdotes se asustaron lo suficiente como para entrar ellos mismos en un buen número de tumbas y sacar las momias de los faraones y esconderlas todas en una habitación secreta en la tumba de Amenhotep II, lo que evidentemente era una buena idea ya que la ubicación de su tumba permaneció en secreto hasta casi el final del siglo XX.

Acabamos de hablar de Amenhotep II, que fue descubierto en 1898, y probablemente sepan ahora que la tumba del Rey Tutankamon en el Valle fue descubierta en 1922 con todos sus tesoros aún dentro junto con su cuerpo momificado. Pero los arqueólogos siguen descubriendo y excavando tumbas en el Valle hasta el día de hoy.

En 2005 encontraron una cámara que se conoció como KV64, a la que ni siquiera pudieron entrar y empezar a explorar hasta 2011. Y otra tumba que se convirtió en KV65 fue descubierta en 2008 y todavía está siendo excavada y estudiada. Así que es casi seguro que muchas más tumbas de los muchos faraones perdidos de Egipto permanecen sin descubrir bajo la misma tierra que caminarás, lo cual es algo muy emocionante de pensar cuando estás allí.

Si vas a pasar más de un día en Luxor y quieres ver más tumbas, también está el Valle de las Reinas y la Villa de los Trabajadores en este mismo lado. Pero si tienes poco tiempo, estás cansado o agotado después de recorrer el Valle de los Reyes (o crees que lo estarás), no te perderás nada importante si te saltas el Valle de las Reinas o la Aldea de los Trabajadores. Esos son sólo para los fanáticos de la historia del Egipto más duro.

Ahora como mencioné antes, la orilla occidental del Nilo en Luxor también alberga un área conocida como el Valle de las Reinas, que contiene alrededor de otras 80 tumbas de reinas y princesas de aproximadamente el mismo período que los faraones enterrados en el Valle de los Reyes cercano. Algunas reinas fueron enterradas en el Valle de los Reyes, pero la mayoría de las mujeres fueron enterradas aquí en el Valle de las Reinas y en algunas otras áreas circundantes.

No voy a pasar tanto tiempo en este sitio como en los dos anteriores porque esos son los dos principales que tienes que ver en la orilla oeste en Luxor y puedes hacer ambos en medio día, por cierto. Pero te diré que deberías hacer el Valle de las Reinas si no tienes suficientes tumbas y arte mural antiguo en el Valle de los Reyes y quieres más, o si quieres ver la diferencia entre cómo eran las tumbas de los Reyes y las tumbas que habían construido para sus reinas (pista: no son tan grandes), o si tienes más tiempo en Luxor y quieres ver más sitios.

Si vas a hacer un día entero de turismo en la orilla oeste y la orilla este en un día, normalmente recomiendo tomar un barco de vuelta a la orilla este sin importar si tienes un coche o no, porque el primer sitio que quieres ver allí puedes ir a pie desde la orilla, lo que no puedes hacer yendo a la orilla oeste. Así que es mucho más rápido y ahorra mucho tiempo para dar un rápido paseo en barco al siguiente sitio y que tu coche y el conductor se reúnan contigo allí cuando hayas terminado.

Ok, así que hablemos de Karnak. Karnak es un enorme complejo de templos. En realidad es el segundo complejo religioso más grande del mundo después de Angor Wat. Pero es uno de mis lugares favoritos en Egipto para caminar y explorar y me siento muy confiado al decir que creo que te sorprenderá también cuando llegues allí, así que asigna al menos una hora y media o dos horas para dejarte perder en él y empaparte de todo.

Recuerde cómo sigo enfatizando la importancia de entender cómo es realmente el ANTIGUO Egipto. La catedral de la Sagrada Familia en Barcelona, famosa por haber tardado 130 años en terminarse y que se supone que no se terminará hasta el 2026, aunque la construcción comenzó en 1882… Imagina a los antiguos egipcios con Karnak. Después de mil años, el templo seguía construyéndose y expandiéndose más y más y tenían que decirse a sí mismos: «¿Cuándo va a terminar la construcción de este templo?» Y después de mil años de construcción, todavía les quedaban otros mil años antes de que los faraones dijeran, «Ehhh, creo que estamos bien. Ya está hecho».

Volvamos al presente, y algo de logística. Entrarás en Karnak por la puerta principal del centro de visitantes y saldrás por la puerta trasera de ese centro para encontrar la taquilla.
Los boletos para Karnak suelen rondar los 10 dólares, más o menos de vez en cuando.

Después cruzarás el gran patio hacia las enormes ruinas que verás a la distancia y pasarás por un pequeño mini-control de seguridad. Después de eso habrá un tipo justo en la entrada entre los enormes muros de los pilones que romperá tu boleto por ti y estarás dentro.

Cuando entres en esta sala, lo primero que notarás es la enorme circunferencia de las columnas. Son mucho más grandes que cualquier otra columna que hayas visto en tu vida. Y luego miras hacia arriba y notas las formas de los pétalos de loto floreciendo por encima, haciéndolos aún más grandes en la parte superior. Luego, cuando caminas por el pasillo, notas el gran número de estas columnas a tu alrededor. Te animo a que vayas a la izquierda o a la derecha en el bosque de columnas de la Sala de Hipóstila y te pierdas allí.

Más allá de esta sala, llegarás a una serie de partes al aire libre y cubiertas del templo con cosas como más esfinges de cabeza de carnero y enormes obiliscos cubiertos de hermosos jeroglíficos, que también verás cubriendo las paredes entre las salas y las paredes exteriores del templo. No quiero regalar mucho aquí porque quiero que todos sean capaces de tomar y experimentar a Karnak por sí mismos y formar sus propias impresiones de este lugar. Pero basta con decir que he estado en Karnak docenas de veces y me emociono de nuevo cada vez que vuelvo.

Mientras que Karnak es la mayor atracción de Luxor en la orilla oriental del Nilo, como mencioné anteriormente el Templo de Luxor es un templo más pequeño en el centro de la ciudad. El Templo de Luxor sigue siendo un sitio antiguo muy impresionante con algunos aspectos únicos propios que Karnak no tiene, como el antiguo templo romano construido más tarde en sus terrenos y especialmente la mezquita construida mucho más tarde justo en medio de las ruinas.

La práctica de las civilizaciones conquistadoras de construir sus propios sitios de culto en o sobre los de los vencidos es bastante común en la historia, pero a menudo los sitios antiguos fueron completamente destruidos y reemplazados por las nuevas construcciones. Así que siempre encuentro realmente fascinante cuando tienes capas de historia que han sobrevivido hasta el día de hoy como ves dentro del Templo de Luxor con el antiguo templo egipcio a los dioses combinado con un templo más pequeño posterior a los dioses romanos combinado con una mezquita que los árabes conquistadores más tarde también tiraron allí. Y la mezquita dentro del Templo de Luxor todavía se usa hoy en día, así que técnicamente el Templo de Luxor es todavía un sitio de culto religioso activo, aunque para una religión diferente a aquella para la que fue construido originalmente, por supuesto.

Mucha gente salta sobre una feluca espontáneamente porque están caminando y alguien les llama y les pregunta si quieren dar un paseo en barco por el Nilo y ellos se lo merecen. Pero si planeas de antemano hacer un paseo en felucca, puedes estar seguro de empacar comida y bebidas para llevarte y convertirlo en una pequeña excursión elegante.

La escena hotelera de Luxor no es tan diversa como la de El Cairo, pero hay algunos lugares estupendos para alojarse si estás haciendo algo más que un viaje de un día allí. Como mencioné antes, mi hotel favorito en Luxor es el Hilton Luxor Resort and Spa. Esta propiedad compite con casi todas las propiedades de cinco estrellas de El Cairo y en mi opinión, debido a su ubicación a lo largo de las tranquilas orillas del Nilo del Alto Egipto, es uno de los mejores resorts de todo Egipto.

Moviéndonos… mientras estamos en la logística, hablemos también de ir y venir de Luxor. Si vienes de El Cairo, la opción más fácil es volar. Normalmente cuesta unos 150-200 dólares la hora de vuelo, y el aeropuerto de Luxor es muy pequeño y fácil de manejar.

Eso es sólo porque son los trenes «más bonitos» y, más importante para el gobierno egipcio, los que son más seguros porque no paran en todas las estaciones de tren más pequeñas en todas las ciudades y pueblos sin Policía de Turismo en el centro de Egipto donde los extranjeros generalmente no van (y a veces no se les ha permitido).

Si decides tomar el tren, una cosa más que vale la pena mencionar es que tienen un tren «coche cama», pero personalmente no creo que valga la pena a menos que necesites una cama plana para descansar. Los asientos normales se reclinan mucho y son amplios y cómodos. Y los precios de los billetes de los trenes regulares suelen ser de entre 8 y 15 dólares para un viaje de 10 horas, así que es una ganga. Las cabinas del tren-cama no son tan bonitas y son mucho más caras.

Ahora bien, tanto si volaste o tomaste el tren a Luxor desde El Cairo, el tren es una forma perfectamente legítima de viajar entre Luxor y Asuán. La única otra forma es hacer el viaje de tres horas en coche privado con un conductor, que no es tan caro.

Entre Luxor y los centros turísticos del Mar Rojo, el coche privado y el autobús son los dos principales medios de tránsito entre esos dos lugares también. No hay trenes entre Luxor y el Mar Rojo, y no hay vuelos directos entre Luxor y el Mar Rojo o entre Luxor y Asuán.

Ok ahora déjame tocar algunas estafas para tener cuidado en esta parte de Egipto. Por suerte en Luxor no es tan vulgar como en las Pirámides de El Cairo/Giza, así que no tienes que estar tan alerta aquí aunque estés solo. Pero hay tres estafas de las que quiero advertirle, o tal vez menos estafas y sólo más «situaciones peculiares».

El primero tiene que ver con ser atrapado tomando fotos en las tumbas en el

AGRICULTURA | Antiguo Egipto | Historia del Antiguo Egipto | dioses | faraones | viajes

AGRICULTURA | Antiguo Egipto | Historia del Antiguo Egipto | dioses | faraones | viajes
agricultura, antiguo Egipto
Antiguo EgiptoNoticiasFotosHistoria de los diosesHistoria de los diosesTodos los diosesAmontonAtoumAnubisApophis / ApophysBastetBèsChouGebHorusHathorIsisKhépriKhnoumMaâtMoutNephtysOsirisRâ / ReSekhmetSobekSethTefnoutThotPharaonsPharaonTodos los faraonesMénèsKhéopsMykérinosThoutmosis IHatshepsoutThoutmosis IIThoutmosis IIIThoutmosis IVSesostrisSesostris IIIAmenophis IIAmenophis IIIAkhenatonNefertitiHoremhebSethiRamses I(Moses)Ramses IINefertariMerenptahRamses IIIRamses VICleopatraArchitectureWhat are the pyramids used forTheory of pyramid constructionGiza SphinxDaily lifeJusticeWomenLe NilDataciónSabiduríaMuerteMomificaciónSexo y bebidaPapiroMedicinaAlimentosAgriculturaMatemáticasMatricesNombresPolicíaDeporteOftalmologíaLos HititasCiudadesAbou SimbelAbydosAlexandriaEdfouxorMemphisOmbos ThebesEscrituraHierogáficosDiccionarioSu nombre en jeroglíficosEgipto modernoNapoleónHoward CarterVenir EgiptólogoLiteraturaCristiano JacqElizabeth PetersEl sitio webContáctenosAviso legalProponga un artículoNuestros sociosConviértase en socioEl antiguo EgiptoHay una sorprendente paradoja entre la imagen que los antiguos egipcios tenían de su agricultura y la imagen que los visitantes extranjeros tenían de ella. Por ejemplo, mientras que los escribas describían la profesión de la agricultura como el más agotador e ingrato de los trabajos manuales, los viajeros griegos como Heródoto y Diodoro de Sicilia estaban extasiados por esta tierra donde las plantas parecían crecer sin mucho esfuerzo. Nilo que fluye desde África ecuatorial al Mediterráneo trae aguas ricas en materia orgánica. La inundación [modificar] La inundación, que representa una elevación del río de unos ocho metros, trae a los suelos cercanos al río la humedad y el limo necesarios para los cultivos. Se describe como muy aleatorio, por lo que se cavan canales para llevar el agua lo más lejos posible. Según Herodoto, «su suelo es negro y desmenuzable, porque está hecho de limo y aluvión traído de Etiopía por el río. Ciertamente, estas personas son hoy en día de toda la humanidad, en Egipto y en otros lugares, los que menos se molestan en obtener sus cosechas: no se molestan en arar los surcos y la hierba. Cuando el río ha venido por sí mismo a regar sus campos y, habiendo hecho su trabajo, se ha retirado, cada uno siembra su tierra y deja sueltos a los cerdos: al pisotear, los animales empujan el grano a la tierra y el hombre sólo tiene que esperar la cosecha. «El ciclo del río determina el ciclo de las cosechas y se encuentra en la organización del año que sigue el calendario del antiguo Egipto (o Nilótico). Comienzo de la inundación akhet descanso Fin de la inundación peret arado y siembra Shemou cosecha Técnicas de irrigación [modificar] Además de los canales, el chadouf fue introducido desde Mesopotamia alrededor de -1450, y aún puede ser visto hoy en día bajo la 18ª dinastía. Más tarde, el tornillo de Arquímedes también se usó para subir el agua. Durante el período persa o romano, los egipcios también utilizaron saqias, dispositivos que consisten en dos ruedas. La primera rueda, cuyo eje central descansa en una pared y se sostiene en el otro lado por un arnés, es impulsada por un animal con los ojos vendados. La segunda rueda, parcialmente sumergida y equipada con un cubo, impulsada por la otra rueda, vierte agua en canales o cisternas.

Cerveza

Conocida desde el período Predinástico1, el «zythum» (cuya traducción literal es vino de cebada) fue muy apreciada por los egipcios. Según la leyenda, la elaboración de cerveza fue enseñada por el dios Osiris, símbolo de la agricultura, y disfrutó de la protección de Isis, la diosa de la cebada. Papiro fue usado para la escritura por los egipcios. cañas de lino

Verduras

Lentejas frijoles cebollas pepinos melones

Frutas

dátiles higos algarrobas, ricos en azúcar, frutos del algarrobo Alrededor de -2300 el olivo llega a Egipto, y Isis tiene el poder de enseñar su cultura a los hombres. La vid [cambio] No se puede fijar con certeza el momento en que el hombre domesticaba la vid. Lo que es seguro es que 3500 años antes de nuestra era, la vid fue cultivada en Egipto, como lo demuestran las copas en las que se ofrecía vino a los dioses y un bajorrelieve descubierto en Tebas donde están representados dos campesinos recogiendo racimos de uva según un método idéntico al de los viticultores de hoy. El vino era conocido por la civilización egipcia, 2700 o 3000 años antes de nuestra era, como lo demuestran los grandes jarrones (pithos) descubiertos en los bajos del palacio de Knossos, en Creta, el país con el que comerciaban los egipcios. Las viñas se encontraban al oeste del delta del Nilo. Esencial para el ritual copto, continuó produciéndose durante la dominación musulmana. Papyrus es una planta umbelífera que crece en los pantanos del delta del Nilo . Es una planta de hoja perenne, y se ofrecían ramos de flores de Papiro en los templos como ofrenda al dios porque sus flores se parecen al disco solar. El Papyrus se utiliza en la fabricación de papel. Los campesinos

Ofertas Los campesinos son la clase más numerosa, pero son despreciados por el resto de la sociedad, aunque la agricultura sea una de las principales preocupaciones de los egipcios. Durante el período de la inundación, los campesinos trabajaban en grandes proyectos como la construcción de una pirámide. Cabe señalar que las herramientas de los campesinos de la época, todas de madera o piedra, eran obsoletas. La azada para arar, la pala para partir la tierra, la hoz de madera con una hoja de sílex, o la hoz de bronce a partir del Reino Medio, para cortar el trigo. Las hambrunas [cambian] Las inundaciones bajas o altas ponen en peligro la producción agrícola y provocan hambrunas o incluso la inanición. Para aliviar estas crisis, se establecieron reservas de cereales. La hambruna más conocida es la que duró siete años bajo Djoser.

Consejos de lectura

Historia

Socios

Contacto

Viajes y confusión – Faraones.net

Viajes y confusión – Faraones.net

Video de octubre de 2012 cuando los canales de noticias de cable americanos estaban todavía mostrando «agitación» en bucle para los ratings y el clickbait.

Ni que decir tiene que los períodos de transición política y social en Egipto pueden traducirse en tarifas aéreas, hoteleras y otras tarifas de la industria de la hospitalidad más bajas en todo el país. Mientras que cientos de miles de turistas siguen viniendo a Egipto y viajando por todo el país con seguridad, incluso cuando los «disturbios» (es decir, las manifestaciones políticas) se suceden en los medios comerciales occidentales, estas escenas y la falta de contexto en el que se representan asustan a cientos de miles e incluso millones de turistas más durante los meses posteriores.

En respuesta a estas condiciones de mercado, los precios suelen bajar entre un 20 y un 60%. Pero las caídas de precios no son siempre uniformes en todo el país. En El Cairo y Alejandría, que tienden a ser el centro de la vida política del país, los precios pueden caer más mientras que en las ciudades turísticas a lo largo de la costa del Mar Rojo, que tienen la suerte de tener vuelos directos desde y hacia Europa que pueden evitar las zonas más tumultuosas, los precios pueden permanecer relativamente normales.

Otra razón para visitar durante las épocas en que otros turistas son disuadidos de viajar a Egipto es que los sitios y monumentos mundialmente famosos que vas a ver en Egipto estarán mucho menos concurridos. Las atracciones turísticas de Egipto, como el complejo de las Pirámides de Giza y el Valle de los Reyes en Luxor, a pesar de no estar muy bien mantenidas y carecer de instalaciones básicas, están entre las atracciones más populares del mundo. Así que en los momentos más tranquilos, millones de turistas acuden a estos monumentos y millones más de comerciantes y estafadores acosan a los millones de turistas para molestarlos y estafarlos. Esto puede llevar a que el viaje de toda una vida se convierta en un desastre caliente, sudoroso, lleno de gente y molesto, y algunos turistas encuentran la tan esperada experiencia totalmente arruinada como resultado. Sin embargo, cuando el número de turistas es bajo, las visitas a los monumentos y templos de Egipto pueden ser mucho más placenteras, relajantes y auténticas.

En última instancia, la seguridad es la clave. Por supuesto que ha habido períodos de tiempo desde la revolución de 2011 que no han sido seguros para viajar, pero como mencioné anteriormente como indicador de si es seguro o no, los viajeros experimentados y los residentes expatriados de Egipto habrían aconsejado no viajar durante esos períodos de todos modos. Pero en realidad, sólo períodos cortos de tiempo, como inmediatamente después de las revoluciones de 2011, habrían sido malos tiempos para ir. El resto del año, el turismo ha sido lento, el valor turístico ha sido increíblemente alto, y los sitios y rutas turísticas han permanecido perfectamente seguros.

Como siempre, viajar a Egipto solo y sin guía es mal aconsejado, no porque no estés seguro allí, sino porque inevitablemente te estafarán y no harás el mejor uso de tu tiempo. Pero si vas con el equipo adecuado y haces tu investigación y lectura por adelantado, estarás bien preparado para experimentar la maravilla de Egipto sin las molestias normalmente asociadas con el viaje en un país en desarrollo lleno de gente.